Consentimiento Informado

Convenio Empresas

Consulte  sus requerimientos para su examen

Cirugía de Obesidad

Odontología



Traumatología



Ver Ubicación Contáctenos Imprimir
Usted se encuentra en: Home | Elige Sano | Tabaco, Embarazo y Lactancia

Tabaco, Embarazo y lactancia

El 45% de las mujeres en edad fértil (15 a 44 años) fuman en Chile, se calcula que entre un 15% y un 20% de ellas continúan fumando durante el embarazo.

Al comienzo el tabaco disminuye la posibilidad de embarazo, produce mayor incidencia de aborto, embarazo ectópico (embarazo fuera del útero), partos prematuros, ruptura prematura de membranas, desprendimiento placentario, hemorragia vaginal con riesgo de muerte fetal.

En el feto produce bajo peso al nacer. Además, algunos estudios demuestran que puede producir trastorno atencional e hiperactividad en el niño.

En la lactancia la nicotina disminuye la producción de leche, produce inquietud, insomnio, vómitos, diarreas, succión débil, apneas, y debilidad del lactante.

Las madres fumadoras que dan pecho a sus hijos o las personas que quedan al cuidado de los recién nacidos y los exponen al humo del cigarrillo, duplican o triplican el riesgo de que el bebé muera a causa del llamado Síndrome de muerte súbita.

Tanto el padre como la madre y la familia, deben abstenerse de fumar en casa. Los bebés expuestos al humo sufren más problemas respiratorios e infecciones en los oídos que otros niños, neumonía y asma durante el primer año de vida.

Lo ideal es que la pareja deje de fumar a lo menos 2 o 3 meses antes de planificar un embarazo. Si se embaraza y fuma, lo más sano para su salud y la de su bebé es que deje de fumar cuanto antes y no permita que fumen a su alrededor, menos en un ambiente cerrado.

Gladys Fuentes Bravo.
Matrona Promoción de Salud.

 

 

 
 
Kiteknology