Consentimiento Informado

Convenio Empresas

Consulte  sus requerimientos para su examen

Cirugía de Obesidad

Odontología



Traumatología



Ver Ubicación Contáctenos Imprimir
Usted se encuentra en: Home | Elige Sano | Infecciones respiratorias

Infecciones respiratorias ¿Cómo identificarlas y tratarlas?

La gripe es una enfermedad aguda muy contagiosa que se presenta normalmente en invierno con gran poder de difusión y que cursa en forma de brotes.

Aunque en personas sanas suele ser un proceso leve, en personas con enfermedades crónicas (cardiopulmonares, metabólicas e inmunodeprimidas) o personas mayores puede producir complicaciones importantes. De aquí la conveniencia de que éstas personas se vacunen anualmente.
La gripe es diferente al resfrío común o catarro, siendo este de menor impacto en la evolución y recuperación de la salud.

¿Cómo diferenciar la Gripe de un Resfrío común o catarro?


ResfrÍo comÚn Gripe
  • Tos ligera, irritativa
  • Tos seca, con accesos
  • Fiebre ausente o menor a 37,5 grados
  • Fiebre mayor a 37,5
  • Síntomas de 3 a 5 días
  • Síntomas de aparición brusca
  • Dolores musculares leves o ausentes
  • Dolores musculares significativos
  • Sin síntomas digestivos
  • Nauseas y vómitos
  • No se altera el apetito
  • Sin apetito
  • Actividad conservada
  • Falta de ánimo, agotamiento



Algunos consejos prÁcticos para tratar el ResfrÍo ComÚn en casa:

  • Si tiene la nariz tapada, límpiele las fosas nasales con una mota de algodón con suero fisiológico o agua cocida.
  • Manténgalo en cama, o dentro de la casa.
  • Abríguelo, pero no demasiado.
  • No lo exponga al humo del cigarro y otros contaminantes del ambiente, por ejemplo, estufas a parafina.
  • Déle abundantes líquidos a beber.
  • Si tiene fiebre, desabríguelo un poco.



¿CuÁndo acudir  al mÉdico? Si tiene:

  • Fiebre alta sobre 38.5 ºC, por más de 48 hrs.
  • Dolor de oídos, a veces con aparición de pus u otro líquido.
  • Dolor de garganta, dificultad para tragar.
  • Mocos por más de 4 días, sobre todo si son de color amarillento espeso.
  • Respiración rápida y agitada, con o sin quejido.
  • Tos intensa, ronca, perruna, con ronquido o silbido en el pecho
  • Aleteo nasal, se abren y cierran las ventanas de la nariz o se marcan las costillas al respirar.
  • Si, además, el niño es menor de 6 meses, es más urgente que consulte al médico cuanto antes.

Carlos Otárola M.
Enfermero Jefe
Intersalud


 

 
 
Kiteknology