Consentimiento Informado

Convenio Empresas

Consulte  sus requerimientos para su examen

Cirugía de Obesidad

Odontología



Traumatología



Ver Ubicación Contáctenos Imprimir
Usted se encuentra en: Home | Elige Sano | Cuidado con el Sol

¡ CIUDADO CON EL SO L!

Cuidado con el SolCon la llegada del verano, para muchos el bronceado perfecto se convierte en una verdadera obsesión, que puede traer graves consecuencias. Para protegerse de los dañinos efectos de la radiación ultravioleta conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones que le permitirán tener una piel sana por mucho más tiempo.

Parte de la energía solar que llega a la tierra está compuesta por rayos ultravioleta los cuales son invisibles. Cuando estos rayos penetran la piel ocasionan daño celular.
La quemadura solar, una alteración que es visible, aparece pocas horas después de la exposición al sol, y en algunas personas con determinado color de piel, también da lugar al bronceado.
Entre los daños que ocasiona la luz ultravioleta, que no son visibles, se encuentra la injuria celular ; en algunos casos éstas pueden ser reparadas por distintos mecanismos que poseen las células, pero en otros el daño celular es permanente, lo cual provoca la aparición de arrugas, manchas, o bien cáncer de piel con el correr de los años.

Se estima que durante los primeros dieciocho años de vida un individuo recibe el 80% de la radiación solar que recibirá durante toda su vida. La protección solar debe comenzar en la infancia como una manera de prevenir el cáncer de piel en la adultez, mediante algunas recomendaciones que no deben dejar de cumplirse:


1. Evitar la exposición solar en horarios del mediodía, entre las 10 y las 15 hrs, esto coincide con el momento en que la sombra que proyecta el cuerpo es más corta que la altura.

2. Utilizar protector solar de amplio espectro (UVB- UVA) con factor de protección 15 o mayor, antes de exponerse al sol y renovar el mismo cada dos horas o luego de un baño o transpiración excesivas.


3. Utilizar indumentaria adecuada que aumente la protección solar como sombreros con ala ancha o gorras con visera, y poleras y pantalones de trama cerrada y de colores oscuros.


4. Convencerse y convencer a los demás de que la exposición solar sin precauciones es riesgosa, por lo tanto se deben tomar medidas de protección.

Finalmente es muy importante conocer y preferirlos productos adecuados para la fotoprotección, como anteojos con filtro UV, provenientes de un proveedor responsable, y filtros o pantallas solares adecuadas.

Existen dos tipos de pantallas solares : las invisibles y las opacas. Las invisibles actúan atrapando la radiación ultravioleta protegiendo de esta manera la piel del daño solar. Las pantallas opacas previenen la absorción de toda la radiación solar. Ellas en general contienen óxido de Zinc o dióxido de titanio.

Estas últimas son útiles sobre todo para protección de los labios, la nariz, los hombros y para ser utilizadas por los niños más pequeños.
Debemos destacar que los niños menores de seis meses de edad deben evitar completamente la exposición al sol, y la única protección que pueden utilizar es la ropa adecuada, ya que no deben usarse protectores solares en menores de seis meses.
Una vez elegida la pantalla solar esta debe ser aplicada como cualquier crema o loción sobre toda la superficie del cuerpo , incluyendo las orejas, y los labios, 20 minutos antes de la exposición solar, y como ya dijimos debe ser reaplicada cada 2 horas o luego de un baño o de transpirar excesivamente

Recuerde: todos somos responsables de nuestro propio cuidado. No se arriesgue

 


 

 
 
Kiteknology